Acceso fácil con coche (si no haces caso al GPS y sí al dueño de las casas). Por una circunvalación se llega en un momento desde cualquier sitio. Facil aparcamiento cerca de la casa.
La cuesta si vuelves andando desde el centro, pero realmente no son más que 5', está más céntrico de lo que parece.
Estaba todo muy limpio las vistas a la montaña. La habitación es muy cucona. El dueño es muy servicial y muy atento. Te sientes como casa
Bonito y acogedor apartamento que cumple con todas las necesidades para pasar un buen fin de semana. La cama un pelín dura pero cómoda en cualquier caso. El baño nuevo, limpio y muy correcto. La cocina, limpia, nueva y completa en lo que a menaje se refiere. Buenos armarios. El sofá cómodo. Tiene chimenea y en definitiva el apartamento está de notable para mi gusto.

En nuestro caso tuvimos que llevar cuna de viaje. Tampoco fue un problema.

El propietario es simpático, amable y atento.

La situación es buena, cerca del centro y al lado del museo paleontológico. Recorrimos Cuenca y visitamos el museo todo andando, con un bebe de 11 meses. El niño siempre subido en su mochila, Cuenca no es apropiada para carritos de bebe, pero eso no tiene nada que ver con el apartamento. Al apartamento se accede un poco complicado si atraviesas el centro pero sin ningún problema si entras por la zona nueva de cuenca. Se aparca en la misma puerta sin problema aunque sin parking reservado.
Ningún alojamiento es como tu casa, pero un día más en este y me pensaría la respuesta. Jose es encantador, la casa tal cual las fotos, te recibe con la calefacción puesta y con un mapa de la cuidad para explicártelo todo, nos respondió a todas nuestras preguntas y siempre con una educación inmejorable. Con aparcamiento y a tan solo 10 minutos andando del casco antiguo.Sin duda repetiremos